Hipertensión y Embarazo

Alrededor del 10% de los embarazos cursan con Hipertensión Gestacional, entidad que se caracteriza por la detección de valores de presión arterial ≥140/90 mmHg descubierta por primera vez después de las 20 semanas de gestación. El diagnóstico de Hipertensión Gestacional o inducida por el embarazo es confirmado si la presión arterial retorna a valores normales dentro de las 12 semanas del postparto.

La prevalencia es más alta en embarazadas de alto riesgo: obesidad, diabetes, enfermedad renal crónica, lupus eritematoso sistémico o embarazo gemelar.

Las mujeres que desean embarazarse deben controlar su presión arterial para tener un valor de referencia y saber con qué valores comienza el embarazo.

Si la mujer llega a la consulta embarazada es mandatorio tomar la presión arterial desde la primera consulta de control.

Para disminuir el riesgo Hipertensión Gestacional es aconsejable antes y durante el embarazo, mantener una dieta saludable, realizar actividad física y controlar el peso corporal. Cuando la hipertensión arterial esté presente antes del embarazo la denominamos Hipertensión Crónica del Embarazo. Si una mujer hipertensa tratada está planeando un embarazo, es de suma importancia la consulta previa al médico para llegar al embarazo con la presión arterial adecuadamente controlada y ajustar el tratamiento farmacológico utilizando drogas seguras para la madre y su bebé. ¿Cuándo debe hacerse una consulta inmediata?

Si supera los 140/90 mmHg o ante los siguientes síntomas: visión borrosa, dolor de cabeza intenso, náuseas y/o vómitos persistentes, disminución o ausencia de movimientos del bebé, dolor en el abdomen superior derecho o en la boca del estómago, intolerancia a la luz o exagerada tendencia al sueño. Esto es debido a que, su presencia, puede hacer sospechar la antesala de una complicación llamada preeclampsia, condición que puede traer complicaciones a la madre y al hijo.

En estos cuadros, el único tratamiento efectivo es la interrupción del embarazo. ¿Cómo se realiza el diagnóstico de Hipertensión Arterial Crónica del Embarazo y de la Hipertensión Gestacional?

El primer gran paso, es la toma de presión arterial en consultorio. Puede ser necesario complementar los valores de consultorio con un Monitoreo Ambulatorio Continuo de Presión Arterial (también conocido como Presurometría de 24 hs). Esto nos acercará o alejará de la sospecha diagnóstica. En este estudio es de particular importancia le presencia de hipertensión nocturna

Debemos controlar la presión arterial durante todo el embarazo, en cada consulta médica o con enfermería, sobre todo cuando hay factores de riesgo para el desarrollo de Hipertensión Gestacional, inclusive puede ser necesario repetir el Monitoreo Ambulatorio Continuo de Presión Arterial.

Los esfuerzos deben estar orientados a prevenir que la hipertensión arterial aparezca, intensificando los cambios de estilo de vida hacia lo más saludable, en todas las mujeres (no sólo durante el embarazo).

HTA-y-Embarazo

Fuente: SAHA (www.saha.org.ar)